Tendencias

Adiós al sistema de usar y tirar; sí a la economía circular

Adiós al sistema de usar y tirar; sí a la economía circular

Cada vez más empresas multinacionales están adoptando sistemas de producción eficientes en el consumo de energía y en el máximo aprovechamiento de residuos con alto valor para el reuso.

Marcas como Levi’s, Ikea, Ecopapel o Tarkett en Francia reconocen el potencial de incorporar la economía circular a sus sistemas de producción. Pero ¿qué es la economía circular?

Se trata de una filosofía de organización de los sistemas productivos inspirada en los seres vivos y cuyo objetivo es un pasar de una economía basada en usar y tirar (típico del modelo tradicional vigente desde la Revolución Industrial) a una circular basada en producir, usar y reutilizar, tal y como ocurre con la naturaleza.

La economía circular surge como respuesta a un modelo de producción en estado de agotamiento que creyó en la eternidad de los recursos y en un crecimiento falazmente pensado para producir en grandes cantidades, a partir de insumos o materias primas que se creían ilimitados.

La realidad nos ha dicho desde hace ya muchas décadas que ese sistema es insostenible por los impactos al medio ambiente. La economía circular plantea otra forma de gestionar los residuos buscando que los productos, los componentes e insumos mantengan un nivel de utilidad y valor para ser incorporados una y otra vez al proceso de producción.

Los promotores de este modelo reavivan las esperanzas más allá del tema ambiental, pues admiten que trae grandes beneficios desde el punto de vista de generación de empleo, la gestión integral de los residuos y generar niveles mayores de competitividad económica.

De cuna a cuna

La economía circular contempla un concepto innovador llamado ‘de cuna a cuna’ que significa que el proceso en su totalidad es inteligente porque desde el diseño del producto se plantea con el mínimo de residuos, listos para el desmontaje y readaptación a partir de materiales biológicos o de cualquier otro material capaz de volverse a utilizar con un mínimo de energía y mayor calidad. Todo el proceso busca cerrar círculos de los productos a partir de un máximo aprovechamiento.

De modo que se puede hacer un uso eficiente de los recursos y estos a su vez incidir en el consumo de energía, transporte y todas las actividades involucradas en el proceso. Estimula por otra parte la investigación, la innovación y empuja a los países a establecer políticas públicas que incentiven este tipo de economías.

La información relativa a la economía circular da cuenta que este modelo permite reducir entre un 10{97b3ea6166e68e58b478cefab220c8304b7e42f7843c1d5379c6aa5aa9c8ccc3} y un 40{97b3ea6166e68e58b478cefab220c8304b7e42f7843c1d5379c6aa5aa9c8ccc3} la demanda de materias primas y posibilitaría hasta un 40{97b3ea6166e68e58b478cefab220c8304b7e42f7843c1d5379c6aa5aa9c8ccc3} de reducciones en las emisiones de gases efecto invernadero al 2030.

El Consejo Consultivo Nacional de Responsabilidad Social promueve la integración de la economía circular al modelo económico costarricense como una apuesta más al compromiso país de ser carbono neutro al 2021 y continuar con una política ambiental de menor uso de los combustibles fósiles y una adecuada gestión de los residuos.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Ir a la barra de herramientas