Uncategorized

Liderazgo en medio de la crisis: En búsqueda de nuestro norte náutico en tiempos de Covid-19

Liderazgo en medio de la crisis: En búsqueda de nuestro norte náutico en tiempos de Covid-19

 

Por: Elizabeth Caravaca,  Directora Ejecutiva CCNRS 

El Coronavirus ha puesto al mundo de los negocios en la capilla ardiente de los exámenes de liderazgo, algo absolutamente previsible, pues no hay “curso de liderazgo”, ni habilidades blandas innatas que preparen a los líderes empresariales para tener todas las respuestas ante un evento tan inesperado de proporciones globales.

Para superar estos momentos de incertidumbre y cambios obligados, los líderes tienen la importante responsabilidad de reforzar sus destrezas sociales, para hacer de sus organizaciones empresas adaptables al contexto, flexibles a los retos y circunstancias y, muy especialmente, conscientes de su integración con el entorno humano y ambiental. Es claro que las empresas que han asumido la sostenibilidad como eje estratégico de su operación, tienen terreno ganado en cuanto a las características necesarias de un nuevo liderazgo enfocado en la flexibilidad, la adaptación y la sensibilidad social y ambiental, un liderazgo, sin duda, más reflexivo y hábil para superar las circunstancias negativas moviéndose hacia el terreno de las oportunidades.

Un norte posible que puede ayudarnos en tiempos del Coronavirus, puede ser un documento recientemente editado por la Red Española del Pacto Mundial, el cual sugiere una serie de actuaciones con el fin de favorecer el liderazgo empresarial basado en los Diez Principios del Pacto Mundial. (https://www.pactomundial.org/wp-content/uploads/2020/03/El-liderazgo-empresarial-frente-a-la-COVID-19.pdf)

En términos generales se recomienda a las empresas no perder de vista el impacto de un trabajo sectorial y multiactor que tenga en cuenta a los distintos grupos de interés, principalmente los más vulnerables. Los Diez Principios del Pacto Mundial derivan de declaraciones de Naciones Unidas en materia de derechos humanos, trabajo, medioambiente y anticorrupción y gozan de consenso universal.

Podemos extrapolar, tanto del documento como del sentido común, el cual debe brillar bajo las actuales circunstancias, algunos lineamientos que, de manera sintética, contribuirán a superar la crisis y salir robustecidos de ella. Entre ellos menciono los tres siguientes:

  • Somos parte de algo más grande: Necesitamos entendernos más que como unidades de una maquinaria productiva, como parte de una comunidad extendida. Aquí no solo se incluyen los colaboradores y proveedores, sino también sus familias. Esto requiere poner en práctica la empatía y su manifestación práctica, que es la habilidad de la escucha activa, es decir, escuchar sin juzgar, tratando siempre de entender las necesidades de la contraparte para poder producir soluciones reales e integrales.
  • Comunicar con honestidad: Existe un círculo virtuoso en el que hablar con veracidad  nos lleva a construir organizaciones fundadas en la confianza  y esta confianza nos ayuda a tener comportamientos sociales más ecuánimes. A su vez, esto nos ayuda a comunicarnos con mayor veracidad en un bucle de retroalimentación positiva. Como resultado seremos organizaciones compuestas por personas más estables, alertas y menos estresadas, capaces de aprender de nuestras propias debilidades y al reconocer con madurez nuestras áreas de mejora seremos más propensos a encontrar constantemente soluciones.
  • Creatividad sensible: Hay que promover la creatividad y la innovación, tanto social como tecnológica, desde un enfoque en que se comprendan las dinámicas de la naturaleza y se guarde una profunda coherencia hacia el respeto de los derechos humanos. Este norte ético nos ayudará a crear organizaciones más humanas y sensibles guiadas por la búsqueda constante de soluciones a necesidades reales y de una forma sustentable.

La crisis del Coronavirus nos impulsa a replantearnos como entidades más orgánicas y versátiles, pero, ante todo, como organizaciones con propósito, si no perdemos de vista esta ruta de navegación, a su vez tan pragmático como humanista, tendremos la posibilidad de navegar por aguas tormentosas con más coraje y menos miedo de perdernos en el recorrido.

Ir a la barra de herramientas